Make your own free website on Tripod.com
Pais de la Eterna Primavera!!!

 

 

Alti

La Marimba

                                                                                                                                                                             

 

Es el instrumento al que los chapines damos el nombre de autóctono; lo encontramos tanto en la ciudad como en las areas rurales del país. Nos atrevemos a decir que no hay ningún chapín al que no le guste o aprecie la marimba.  No falta en fiestas, reuniones familiares y sobre todo a la hora del almuerzo; si estás en Guatemala, desde medio día hasta las dos de la tarde puedes escuchar marimba en todos lados.  Casi todas las radiodifusoras guatemaltecas tienen un programa diario dedicado a la marimba.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 En la marimba se ejecuta música ligera escrita en toda clase de ritmos, asi como variedad de composiciones selectas para todos los gustos.

Su origen es muy discutido; algunos lo atribuyen al continente africano, otros lo suponen de Indonesia y hasta hay quienes lo creen del Amazonas.  Si bien en otros países hay marimbas, la guatemalteca tiene una resonancia especial y suena muy diferente a las demás; claro, sin hacer menosprecio de las de otros países.

Las cajas de resonancia se hacen actualmente de madera de cedro o ciprés,  lo que permite el "charleo" que facilita la prolongación del sonido; la construcción de las primeras marimbas fué de solo escalas diatónicas y se les dio el nombre de MARIMBAS SENCILLAS; en las que, para "bemolizar" un sonido, los ejecutantes pegaban una bolita de cera en un extremo de la tecla, bajándole asi medio tono, a lo que los marimbistas llaman "transportar".

De las primeras marimbas que se tiene conocimiento es de las marimbas de aro o arco, consistentes en un teclado de madera de hormigo, colocado sobre un marco de otra madera (pino o cedro) con un cincho de tela que le servía al ejecutante para "colgarsela" y poderla asi tocar en forma portátil; tenía calabazas o tecomates que le servian de cajas de resonancia. Estas marimbas pueden verse aun en los museos y todavia se encuentran en algunos lugares distantes de la ciudad donde las ejecutan de vez en cuando los campesinos que las han heredado de sus antepasados.

Posteriormente apareció la marimba "sencilla" se agrandó el conjunto  agregándole una marimba pequeña que recibió el nombre de tenor, en la cual ejecutan dos o tres personas; fue asi como se conoció el instrumento hasta inicios del Siglo XX, en que aparecieron las primeras marimbas de doble teclado. Al par de marimbas sencillas (una grande y una pequeña) se les dió el nombre de "marimba cuache".

El Lic. Castañeda Paganini dice que el primero que construyó una marimba de doble teclado capaz de producir escalas cromáticas, fué el quezalteco Sebastián Hurtado, por sugerencia del eminente músico Julian Paniagua Martínez.

Hasta la fecha se acostumbra el uso de dos marimbas, denominándose a la pequeña "Tenor" y a la grande simplemente marimba; el número del ejecutante es el mismo que toca en las marimbas sencillas cuaches, agregandoles un contrabajo al que han suprimido una cuerda y le han dado el nombre de VIOLON, el cual tocan en forma pulsada; y una batería para acentuar el ritmo de las diversas melodías que ejecutan.

En la actualidad algunos marimbistas profesionales que ejecutan el instrumento a base del solfeo, hacen arreglos en los cuales cada ejecutante toca un papel distinto; esto ha venido a complicar la ejecución del instrumento, pero le da más encanto y lucidez.

El compositor Raúl Albizí Anleu ha ideado un estilo de marimba fraccionada, consistente en seis marimbas pequeñas, una para cada ejecutante, lo que desde luego permite mayor independencia en la ejecución de sus respectivos papeles. A este conjunto le dio el nombre de GUATEMARIMBA.

El licenciado David Vela dice: "Nos referimos también a la tesis del Dr. Castañeda Paganini sobre la posible reinvención de la marimba en Guatemala, por los africanos traidos como esclavos en el siglo XVI, sorprende no obstante que la marimba aparezca aquí tempranamente entre comunidades cerradas a la influencia de ellos, entre alejadas montañas, y falte en las zonas realmente habitadas por la raza de color". Ahora bién, lo que resulta indudable es que el genio inventivo del guatemalteco transformó el instrumento hasta el punto de hacerlo suyo, como tan acertadamente lo expresó Erna Ferguson:

 

" La marimba puede no ser de Guatemala, pero indudablemente  Es  Guatemalteca  ".

 

Seguramente por eso, es que Guatemala cuenta con grandes compositores de música para marimba.  Entre los más importantes están:

 

PACO PEREZ

Compositor, cantante y guitarrista guatemalteco fue Francisco Pérez Muñoz, hijo del español José Pérez y de Luz Muñoz; nació en Huehuetenango el 25 de abril de 1917, donde aprendió sus primera letras en el colegio "La Aurora".

En 1927 se trasladó con su familia a Quetzaltenango, donde tuvo varias actuaciones como declamador y cantante. Posteriormente, con Manolo Rosales y Jose Luis Alvarez formaron el trio "Quetzalteco", en el cúal se consagró como magnífico cantante.

En 1944 concursó en el Teatro Capitol de la capital de Guatemala, obteniendo el 3er. lugar con su canción "Luna de Xelajú", la que muy pronto se popularizó dentro y fuera del pais; y que para los guatemaltecos es como nuestro segundo Himno Nacional.  (Si eres extranjero, te cuento que de este vals es es el midi que se escucha en esta sección; ejecutado por marimba se oye mucho mejor).  Aquí les va la letra:

Luna de Xelajú

Luna gardenia de plata
que en mi serenata te vuelves canción,
tú que me viste cantando
me ves hoy llorando mi desilución.

Calles bañadas de luna
que fueron la cuna de mi juventud,
vengo a cantarle a mi amada
la luna plateada de mi Xelajú.

Luna de Xelajú
que supiste alumbrar,
en mis noches de pena
por una morena de dulce mirar.

Luna de Xelajú
me diste inspiración,
la canción que hoy te canto
regada con llanto de mi corazón.

En mi vida no habrá
más cariño que tú
porque no eres ingrata
mi luna de plata, Luna de Xelajú.

Luna que me alumbró
en mis noches de amor,
y hoy consuelas la pena
por una morena que me abandonó.

Paco Peréz trabajó como oficial del juzgado 2o. de Primera Instancia en Quetzaltenango, hasta 1944 cuando empezó a trabajar en la Radio Nacional TGW, donde creó el personaje cómico de "Ciriaco Cintura" en el programa de la "Tremenda Corte". Fúe, además, un personaje importante en la comedia "Un loteriazo en plena crisis" y actuó en la película nacional "El Sombrerón".

Además de "Luna de Xelajú" dejó las canciones "Tzanjuyu", "Azabia", "Nenita", "Madrecita", "Arrepetimiento", "Patoja Linda" y "Chichicastenango".  Falleció en el accidente aéreo acaecido el 27 de octubre de 1951, en el cual dejaron de existir junto a él otros artistas guatemaltecos.

 

DOMINGO BETHANCOURT MAZARIEGOS

Nació en la ciudad de Quetzaltenango el 20 de diciembre de 1906; se inicio en la música desde la edad de 5 años, tocando la marimba en el picolo y en el tiple, sobre un cajón de madera para alcanzar el instrumento.

A la edad de 15 años ya acompañaba en sus giras de trabajo a su padre, Francisco Román Bethancourt, quien era propietario del Conjunto "Dos de Octubre". Suplía a cualquiera de los marimbistas que hiciera falta en cualquier puesto de la marimba, sin que nadie le hubiera enseñado, ya que solamente su herencia, su linaje, su apellido y su vocacion fueron sus maestros.

Para la inauguración del Ferrocarril de los Altos (único en su género en America Latina en aquella época, 1929), Mingo compuso una melodía con ese nombre, de tan grande éxito, que muy pronto fue grabada en Estados Unidos por la marimba Centroamericana. Pieza que aún es muy solicitada.

En 1932 Mingo organizó su propio conjunto marimbístico con el nombre de "Marimba Ideal", el que fué exclusivo de la recordada Radio Morse (hoy TGQ), donde actuo por 12 años consecutivos. Con el conjunto de la Quinta Zona Militar, viajó por Cuba y los Estados Unidos, cosechando innumerables triunfos al dar a conocer parte de su repertorio.

Domingo Bethancourt fue uno de los más fecundos compositores de música ligera con que cuenta Guatemala. De su prolífera inspiración citamos las siguientes melodias que están grabadas por diferentes casas disqueras: "Callecita de los Alamos"; "Silba, zapatero"; "Antonieta"; "Verónica"; "Muchachas genovenses"; "Aguacatán"; "San Francisco Zapotitlán"; "El tiempo todo lo borra"; "Cobán"; "La Matraquita"; "Querido Rinconcito"; "Xelajú de mis recuerdos";"Brisas del Salamá";"El Cacique Dormido"; "Santiaguito", etc., etc.

Recibió distintos homenajes, entre otros: el gobierno de Guatemala le otorgó la "Orden del Quetzal" en el grado de Comendador y la Casa de la Cultura de Quetzaltenango le otorgó el "Botón de Oro".

Después de seria enfermedad falleció en su tierra natal el 29 de febrero de 1980.

 

VICTOR WOTZBELI AGUILAR

Nació en Huehuetenango el 14 de junio de 1897; hijo de Trinidad Solórzano y del Lic. Porfirio Aguilar. (Su padre al inscribirlo en el registro civil, no firmó el acta de nacimiento, por lo que en el libro respectivo aparece su nombre registrado unicamente con el apellido materno). Siendo Wotzbelí muy pequeño, la familia Aguilar se trasladó a Quetzaltenango, y en aquella tierra hizo sus estudios en el Instituto para Varones de Occidente (INVO) a la par de seguir estudios musicales, al principio con Manuél Sandoval y más tarde con Jesús Castillo.

Instrumentos de su predilección fueron el piano y la guitarra, en los que tenia especial gusto en transformar el aire del son guatemalteco en un movimiento rápido con acompañamiento similar al de la marcha escrita en compas de 6/8, lo que le dió lugar a la creación del ritmo de "guarimba", el cual con mucho orgullo para los guatemaltecos, se estima actualmente como musica representativa de la raza mestiza. Esto se considera así, porque tiene caracteristicas del son chapín, con acompañamiento rítmico y adaptaciones tonales de la música europea.

Es Wotzbelí Aguilar el compositor de música ligera que más ha penetrado en la conciencia del pueblo guatemalteco, por su estilo específico del uso del compás de seis octavos (comunmente llamado seis por ocho), ya que en el parece estar cristalizado el espíritu del nativo fusionado con el conquistador.

De sus obras son muy conocidas: "Utz pin pin"; "Actualidad"; "La Cruz del Cerrito"; "Añoranza"; "Occidente"; "Tristezas Quetzaltecas"; "La patrona de mi pueblo"; "Los trece", etc., melodías que hasta la fecha se escuchan constantemente en nuestras marimbas.

Viajó fuera de los linderos patrios, dando a conocer en el exterior su talento musical. Dejó de existir en Quetzaltenango el 4 de julio de 1940.


Información extraída (con algunas adiciones propias) de www.quetzalnet.com/marimba, sitio que puedes visitar para escuchar más música de marimba en RealAudio.  Este sitio tuvo como fuente el libro: La Música en Guatemala, Algunos Musicos y Compositores, escrito por J.Eduardo Tánchez. 1987. Editorial Impresos Industriales, transcrito por OSCAR PEREZ.     Recopilación y revisión por Akanyá     

 

Volver a "Nuestra Patria"

Leyendas  |  Lugares  |  Comida  |  TradicionesMúsicaExpresiones  |  Chistes  |  Símbolos Patrios

Los Mayas  |  Principal